Free Economy Shipping on all EU orders of 150 EUR

Al lado de la plaza de Santa Maria Novella se encuentra una de las más antiguas farmacias del mundo: la Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella, creada por los Frailes Dominicos poco después de 1221, año de su llegada a Florencia. Los railes comenzaron a cultivar, en sus huertas, hierbas oficinales que servían para preparar medicamentos, bálsamos y pomadas para la pequeña enfermería del convento.

Sucesivamente, cuando se propagó la fama de laeficacia de sus productos, se creyó oportuno, en 1612, abrir la farmacia al público. El director era en aquel entonces Fray Angiolo Marchissi, a quien
el Gran Duque otorgó el honor de denominar la actividad como Fonderia di Sua Altezza Reale Botica de Su Alteza Real).

En el siglo XVIII, gracias a la genialidad de las muchas fórmulas elaboradas por los frailes boticarios, la fama de la farmacia traspasó las fronteras y llegó a Rusia, a la India y a la lejana China.

Tras la confiscación de los bienes de la Iglesia por parte del gobierno italiano, en 1866 la empresa pasó a ser propiedad del Estado que la cedió a Cesare Augusto Stefani, sobrino del último fraile
director de la Officina. Stefani adquirió la denominación, la actividad y los bienes de la empresa y, desde entonces, cuatro generaciones de la misma familia se han sucedido en la dirección y propiedad de la Officina Farmaceutica.

Hoy, bajo la dirección de Eugenio Alphandery, la tradición se perpetúa a la vez que se renueva. Se perpetúa ya que se
continúan utilizando materias primas naturales de la más alta calidad, siguiendo los mismos procedimientos
artesanales que usaban los Padres Dominicos. La Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella cuida de
forma especial el sector de la herboristería que ha obtenido un notable éxito desde sus comienzos. Todos los
preparados son a base de hierbas y lípidos de origen natural, no probados en animales. En lo que a renovación se
refiere, hay que destacar que la Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella prepara sus productos en via Reginaldo
Giuliani, a tres kilómetros de la sede central, en la zona norte de Florencia, en un establecimiento de estilo “Liberty”. La maquinaria
que se utiliza en la producción ha sido especialmente diseñada y creada teniendo en cuenta las particulares elaboraciones que
se llevan a cabo en la empresa. Cada uno de los productos de la Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella podría
narrar su propia historia, como por ejemplo “l’Acqua di S.M. Novella”, perfume que encargó Caterina de’ Medici a los frailes
dominicos en 1533 y que fue llevado por ella a Francia con ocasión de su boda con Enrico di Valois. Por este motivo es la única
fragancia de la Officina que no se identifica como agua de colonia sino como perfume. Cabe señalar también otras antiguas recetas,
como el Liquore Mediceo, el Alkermes, el Elisir di China, el Aceto dei Sette Ladri y el Acqua di Santa Maria Novella, conocida
como Acqua Antisterica y realizada con la famosa planta de Santa María, que posee propiedades digestivas reconocidas.
Esta planta medicinal, cultivada por los frailes dominicos alrededor de su convento ya en el siglo XIII, crece en la actualidad en
el Jardín de Santa Maria Novella, y luego se destila en la planta de producción.
Las aguas de colonia representan otra característica peculiar de la empresa: el abanico de fragancias varía desde las notas más
dulces como el Iris, la Rosa o la Gardenia a otras más frescas como la Verbena, el Vetiver o la agradable Acqua di Sicilia. Las
mismas esencias se utilizan en la producción de jabones, sometidos a un período de secado en particulares armarios ventilados.
Hay que recordar también la amplia selección de cremas para el cuidado y la higiene de la cara y del cuerpo, como la Pasta di
Mandorle, excelente para la hidratación de las manos; el Polvere per Bianchire le Carni, para la limpieza del cutis; la Latte da
Toilette y el Tonico, sin olvidar la linea de champús y bálsamos reestructurantes para el cuidado del cabello. Los más pequeños
también pueden disfrutar de una amplia gama de productos creados exclusivamente para ellos y que se diferencian únicamente
por el tipo de fragancia: dulce y delicada la línea para las niñas, ligeramente masculina la fragancia para los niños. Y, finalmente,
no podemos olvidarnos del antiguo Pot-Pourri, emblema distintivo de la empresa: mezcla de plantas y flores típicas de las colinas
toscanas, que los frailes dominicos dejaban macerar en tinajas de barro cocido de Impruneta (Orci).
Los locales de via della Scala actualmente dedicados a la venta y reformados totalmente para la celebración de los 400 años
del negocio, son auténticas salas de museo: la “Antica Spezieria”, hoy herboristería, acoge una exposición de productos desde
1612 hasta 1848; la histórica Sala de Ventas, restaurada en 1848, cuando la creciente notoriedad de la Farmacia hizo necesario
disponer de un salón adecuado para acoger a los clientes; la Sala Verde, desde 1700 sala de recepciones, donde se servían las
especialidades de la Farmacia, como el Alkermes o la China, y sobretodo el chocolate, bebida muy de moda en aquel entonces.
Hoy pueden degustarse éstas y otras especialidades de la tienda en la Tisaneria di Santa Maria Novella en donde, hace un tiempo,
eran los antiguos laboratorios. Con la voluntad de dar nuevamente luz y vida a la maquinaria que se utilizaba antiguamente en
las elaboraciones, a los utensilios de vidrio, a las antiguas cerámicas y objetos de cobre y bronce que la Officina, celosa y atenta
guardiana, ha sabido preservar durante siglos, nace el Museo de la Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella.
El significado de esta decisión no es tan solo dar a conocer los productos Santa Maria Novella, sino que pretende satisfacer a todos
aquellos que les interese simplemente visitar un “museo de la Tradición”.
Hoy la Officina Profumo - Farmaceutica di Santa Maria Novella comercializa sus productos no tan solo en Florencia, sino en
las principales ciudades italianas y europeas, en Estados Unidos, Australia, Indonesia y en Extremo Oriente en Japón, Taiwán y
Corea.